lunes, 28 de marzo de 2011

una piedra más

jlhdez, 2009.


Cuando deje de creer que todo el mundo es bueno
hasta que se demuestre lo contrario


Cuando me quede estrecha la piel ajena
y me resista a flotar entre los colores de cualquier paisaje


Cuando el brillo de tus ojos no me haga ni cosquillas
y no sea capaz de reírme de mis errores
de mis flaquezas


Entonces, más valdrá que me deje caer por alguna orilla
para que la marea me zarandee
como una piedra más

2 comentarios:

K. dijo...

no te salves nunca como decía Benedetti(no te quedes inmóvil al borde del camino, no congeles el júbilo, no quieras con desgana...)
salud!

Semi dijo...

Hay que vivir. Una sonrisa vale más que un callado, aunque revuelto con otros rujan en la orilla. Mis felicitaciones por el curro cerca de mi hornillo. Buen finde.