sábado, 16 de enero de 2010

Habilidades


Tenía un arte especial en destripar, analizar, rediseñar y volver a construir vidas ajenas. Tanto, que siempre le quedaban mejor que la suya.

2 comentarios:

Lena dijo...

¿Era escritor? ¿Escritora?

Porque me parece que eso mismo me sucede a mí...

(Excelente text, Javier!)

He regresado, vuelvo al blog, reabro Mil Orillas.

Un fuerte abrazo desde Madid!

Javier López dijo...

Bienvenida.
Me alegra tu regreso. Se echaban de menos tus orillas.

Bsos y muchas gracias por pasearte por archipielágico.