lunes, 3 de mayo de 2010

Gorgorito


Invierto tiempo y dinero en aprender a resolver conflictos de otra manera, a hablar de forma asertiva, a comunicarme sin violencia... pero, una tarde de mayo, se me ocurre ir con mi hijo al parque y un muñeco de trapo le enseña que los problemas se solucionan a mamporrazos. Ya me vale.

2 comentarios:

Lena dijo...

Sí.

Muchos espectaculos infantiles mal concebidos, apolillados, nefastos.

Llenos de chistes zafios, de violencia gratuita, de soluciones fáciles.

Toca cribar exhaustivamente.

Un beso para los dos!

K. dijo...

nunca lo había visto desde esa perspectiva la verdad, pero es que tienes mucha razón :(