martes, 28 de julio de 2009

andar


Tenía un montón de sueños olvidados,
los bolsillos agujereados
y unas piernas acostumbradas a no parar de caminar.

1 comentario:

K. dijo...

los sueños se le caían por los bolsillos agujereados; a veces pasa, en la no recompensafa rutina diaria
salud!