domingo, 19 de julio de 2009

La casa de Saulo



Mi casa tiene boca, ojos, cola amarilla y dos manos. Muchos gatos corretean por encima de ella.

Yo, Saulo, me columpio en una cuerda.

Cuando llegaron mis padres se sorprendieron.

Por las chimeneas, en vez de volar humo, volaban cometas.

Y ya está.

Fin.

5 comentarios:

siempreconhistorias dijo...

Qué preciosa casa, Saulo. Columpiarme me encanta y las cometas ni te cuento. Cuando la vean Tomás y Adalberto te comentarán, seguro. Y cuando quieran quedamos para parquear un ratito.
¡Felicidades!

Saulo dijo...

¡¡¡¡ Bieeeeeeeeennnnnn !!!!

Tomás dijo...

Hola Saulo, soy Tomás. ¡Qué nombre tan raro, Saulo! Mu gusta lo de la chimenea porque en vez de salir humo salen cometas.
Adios.
Tomás.

Javier López dijo...

Saulo anda estos días entre los pitos, las chácaras y los tambores de El Hierro.

Nos telefoneamos a diario, así que le contaré que le han escrito.

Seguro que se pone muy contento.

Saludos.

Adalberto dijo...

Hola Saulo,me encanta tu casa felicidades y recuerdos,Adalberto