martes, 4 de noviembre de 2008

días

Vivo en era de espirales concéntricas

De giros discontinuos a velocidades variables.

Días de vértigos y otros mareos.


Las ratas, resabidas, me adelantan por sus laberintos grises.


Las olas me zambullen y voltean en la eufórica marejada de noviembre


Yo me dejo arrastrar
Confiado
Seguro de la existencia de una orilla.

1 comentario:

Lex dijo...

Sencillamente, inquietante y delicioso. Un saludo.